jueves, 13 de febrero de 2014

Tarta de chocolate negro y fresas

Hoy me he adelantado al día de San Valentín y aquí les dejo la receta de una tarta estupenda que hice de chocolate y fresas..Una buena idea para celebrar el día de mañana con quien más quieres..ahí va...




Para el bizcocho de chocolate (que preparé para un molde de 15 cm) necesitamos:
80 ml de aceite
2 huevos
200 gr azúcar blanco
150 gr de harina 
50 gr de cacao sin azúcar
2 cucharaditas de levadura
1 cucharita de esencia de vainilla
150 ml de leche semidesnatada
150 ml de agua hirviendo 
Dejamos precalentando el horno a 180 grados y encamisamos un molde de 15 cm. Batimos el azúcar con el aceite y los huevos. Cuando todo quede bien mezclado añadimos la harina y el cacao, después incorporaremos la leche y la vainilla y por último el agua hirviendo.
Aunque parezca raro es verdad que la masa queda bastante líquida, pero es así.
Ponemos la mezcla en el molde y la llevamos al horno...mi bizcocho estuvo casi 50 minutos..
Esta receta del bizcocho la saqué del libro de tartas de Alma, el resto fue improvisación mía...
Mientras se iba enfriando el bizcocho preparé la ganache de chocolate negro. Es sencilla de hacer, ponemos a hervir 200 ml de nata (no la de cocinar sino la de montar) y troceamos una tableta de chocolate negro de postres de Nestlé. Cuando empiece a hervir la nata la sacamos del fuego y la incorporamos encima del chocolate y vamos removiendo con una cuchara hasta que éste se derrita por completo y después lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. 
Troceamos las fresas frescas, las rociamos con azúcar y la reservamos en la nevera. 
Después se desmolda el bizcocho y se corta por el medio. Con el almíbar que se ha formado con las fresas empapamos las dos partes del bizcocho. Llenamos una manga pastelera con boquilla de estrella grande abierta con la ganache de chocolate negro (que al enfriarse habrá espesado bastante) y cubrimos el primer bloque del bizcocho, luego añadimos las fresas troceadas y tapamos con el segundo bloque, que también cubriremos y decoraremos con la ganache. 
En la base añadí trocitos de fresas alrededor y decoré con unas banderitas rosas que improvisé con cartulina rosa, palitos para cakepops e hilo de cocina.
El resultado fue una tarta de un sabor increíble, no resultaba nada empalagosa y la mezcla de sabor de las fresas naturales y el chocolate fue espectacular...
Si no..que les pregunten a mis padres o a mi marido..jejejeje  Se acabaron la tarta en menos de 5 minutos!!