miércoles, 1 de enero de 2014

Mini Cupcakes de fresa y nata

Primer día del año 2014 y quiero empezarlo deseándoles a todos un Feliz año y todo lo mejor...salud, salud y más salud ( y también mucho amor...).
 
Hoy les traigo la receta de los mini cupcakes que preparé anoche para llevarlos a casa de los amigos como postre de nuestra cena de fin de año... Tenía el tiempo muy justo porque además también fui a correr la San Silvestre lagunera, así que lo que hice fue una base de bizcocho de vainilla con un relleno de mermelada de fresa y un frosting de mousse de fresa adornándolo con una flor de azúcar. Son muy fáciles de hacer, ligeritos, se comen de un bocado y mmmm son una delicia...
 


Ingredientes para el bizcocho:
120 gr. de azúcar blanco
115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
3 huevos
200 gr. harina
1 cucharita y media de levadura
1 cucharita de esencia de vainilla
120 ml. leche semidesnatada

Como siempre empezamos poniendo las cápsulas en la bandeja de mini cupcakes para el horno.
Después en un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que estén bien integradas y luego iremos añadiendo los huevos uno a uno. Aparte ponemos en un recipiente la leche con la esencia y por otra parte tamizamos la harina con la levadura en la mezcla anterior y batimos bien, a mitad del proceso echaremos la leche con la esencia y seguiremos batiendo. Después rellenáremos las cápsulas a tres cuartos de la altura y lo llevamos al horno a unos 170 grados durante 15 a 20 minutos.
Mientras iremos preparando el frosting con un sobre pequeño de nata Klop Klop, de la marca La Irlandesa con sabor a fresa, (Si, si, esa nata que nos preparaban cuando éramos pequeños, que recuerdos!) y 1/4 litro de leche. Lo batiremos hasta que coja una consistencia espesa y lo dejaremos en la nevera una media horita. Sacaremos del horno los mini cupcakes cuando verifiquemos con un pinchito que están bien hechos por dentro y los pasaremos a una rejilla para que se enfríen. Después llenaremos con mermelada de fresa un biberón de los que se usan para decorar con glasa y le pondremos una boquilla redonda, así podremos rellenar los mini cupcakes con facilidad.
Ya sólo queda coger el mousse de nata de fresa de la nevera y rellenar una manga pastelera, yo le puse una boquilla de estrella pequeña pero también quedaría bien con la boquilla redonda grande. Decoramos los mini cupcakes con la manga empezando de fuera hacia adentro. Y ya por último y con las prisas que tenía le puse para decorarlos unas flores de azúcar comestibles que había comprado en una tienda en Triana, Las Palmas, que se llama La Dulce Magdalena (Una tienda preciosa llena de pequeños detalles para hacer de todo, tartas, galletas, cupcakes....).
 
 


 

Y listo!! He de decir que gustaron mucho...jejejeje Espero que ustedes también los disfruten...